Reconoce Consejo Estatal de Participación Social arranque exitoso del ciclo escolar a favor de la educación de calidad

Reconoce Consejo Estatal de Participación Social arranque exitoso del ciclo escolar a favor de la educación de calidad
  • El organismo ciudadano, que preside Luisa García Cruz, convocó a los Gobiernos Federal, Estatal y Municipales a trabajar juntos sobre los procesos de enseñanza de los escolares.
  •  Durante la Primera Sesión Ordinaria se expuso la estrategia para la construcción del plan de trabajo de este organismo, en el que participarán las y los 26 consejeros ciudadanos.

Al encabezar la Primera Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Participación Social en la Educación (CEPSE), su presidenta Luisa García Cruz, con la voz de las y los integrantes de este organismo ciudadano, reconoció a todas y todos los actores involucrados en el arranque exitoso del ciclo escolar 2017-2018 y se manifestó a favor de la educación de calidad como Derecho Constitucional de las niñas, niños y adolescentes oaxaqueños.

 

Ante los representantes de madres y padres de familia, docentes, investigadores y representantes de los sectores social, económico y productivo de la entidad, que integran el CEPSE, García Cruz, convocó a los Gobiernos Federal, Estatal y Municipales a trabajar juntos sobre los procesos de enseñanza de las y los escolares, con atención prioritaria para que existan condiciones para la normalidad mínima educativa.

 

Indicó que se debe avanzar en la existencia de escuelas dignas que brinden seguridad así como garantías laborales suficientes -que no violenten la ley- y formación constante para todos y todas las docentes de Oaxaca sin importar su filiación sindical.

 

Solicitó al magisterio de Oaxaca, con su firme vocación de servicio, respete el calendario escolar y los contenidos oficiales, así como las leyes vigentes y las diferencias entre sus compañeros y compañeras, priorizando, antes que cualquier interés particular, el interés superior de la niñez y que su legítima lucha la lleve por los cauces institucionales sin violentar la paz y civilidad del pueblo oaxaqueño.

 

 

 

 

 

 

 

 

A que las madres y los padres de familia –dijo- se involucren activamente en la vida escolar como parte del Sistema Educativo Nacional y defiendan, por sobre todo, el derecho a la educación de calidad de sus hijas e hijos, siendo acompañantes permanentes de sus maestras y maestros; lo anterior, bajo el esquema de coadyuvantes, demandantes y promotores de programas y mejoras para la escuela oaxaqueña desde la conformación de su Consejo Escolar de Participación Social.

 

La presidenta del CEPSE pidió a los actores sociales y productivos de la entidad coadyuvar en la escuela fomentando y participando en la construcción de una activa comunidad escolar que permita – sin desvincular las obligaciones gubernamentales, docentes y de las madres y padres de familia – en la que las y los oaxaqueños están enfocados en que se eleve el nivel y calidad del sistema educativo estatal.

 

Durante la sesión, en la que asistió el Director de Comunicación Social del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), Jorge Oropeza López, como Secretario Técnico de ese Consejo, se expuso la estrategia para la construcción del plan de trabajo de este organismo, en el que participaran las y los 26 consejeros, cuyo documento final será presentado al Consejo Nacional de Participación Social en la Educación (CONAPASE).

 

El pasado 10 de agosto se conformó el CEPSE, como lo establece la Ley General de Educación en sus artículos 68 al 71 y el acuerdo secretarial publicado el 2 de mayo de 2016 para la constitución, organización y funcionamiento de los Consejos de Participación Social en la Educación, que en su artículo 3 señala que son instancias de Participación Social en la Educación que tienen como propósito participar en actividades tendientes a fortalecer y elevar la calidad y la equidad de la educación básica, así como ampliar la cobertura de los servicios educativos.

 

El CEPSE no suple las funciones de las autoridades educativas locales ni se convierte en un tribunal educativo; es, por esencia, un medio para unir esfuerzos y estrategias que sirvan para apoyar el derecho universal a la educación de las niñas, niños y adolescentes.