México defiende que el comercio con EE UU “conserve su esencia” y “siga siendo libre”

México defiende que el comercio con EE UU “conserve su esencia” y “siga siendo libre”

El ministro de Relaciones Exteriores de México, Luis Videgaray, ha defendido este miércoles en Madrid que el comercio con Estados Unidos “siga siendo libre” y que el TLCAN —el acuerdo entre ambos países y Canadá, en vigor desde 1994— “conserve su esencia”. Donald Trump volvió a amenazar este martes con abandonar el tratado “de una vez por todas” si no hay “grandes cambios”. Sin embargo, el canciller mexicano ha abogado por mantener un “diálogo constructivo y de buena fe”, “con confianza y sin miedos”, porque “la estridencia no es el mejor camino”.

“México está dispuesto a modificar el TLCAN, por supuesto que sí, pero con dos aspectos fundamentales: que el libre comercio siga siendo libre, sin aranceles ni cuotas, y que siga siendo un acuerdo trilateral”, ha matizado Videgaray, el hombre fuerte del Gobierno de Enrique Peña Nieto, de visita en España para participar en la Comisión Binacional que se celebra en Madrid. El secretario de Exteriores ha hablado, incluso, de ampliar dicho tratado a sectores como el energético, las telecomunicaciones y el comercio electrónico.

El ministro ha reconocido la importancia de las relaciones económicas entre ambos países —”que realizan un comercio de más de un millón de dólares cada minuto”—, pero también ha destacado que las diferencias con la nueva Administración pueden convertirse en una “oportunidad” para abrirse al mundo, en especial a Iberoamérica y Asia. En concreto, Videgaray ha mencionado a países como Brasil, Argentina, China, Japón y Corea del Sur. Con Europa, por ejemplo, el canciller ha expresado que espera “modernizar” el acuerdo comercial “este mismo año”. España, “un socio comercial muy relevante” y “aliado fundamental” en palabras de Videgaray, también es un socio clave: es el segundo inversor extranjero en México después de Estados Unidos.

Ante las críticas de la oposición en México sobre la postura del Gobierno de Peña Nieto frente a la nueva Administración estadounidense, Videgaray ha defendido que “no hay que confundir diplomacia con falta de firmeza ni estrategia con falta de claridad” y que el país se presenta como “una nación soberana”. Aunque el ministro ha destacado que la construcción del muro en la frontera es “un gesto no amistoso” y “una decisión de política pública poco afortunada”, también ha recordado que este asunto “no forma parte” de las conversaciones bilaterales con Estados Unidos.

El canciller ha agradecido a su homólogo en España, Alfonso Dastis, porque “desde el primer minuto” ha hecho que México sienta “muy de cerca la presencia y el respaldo del Gobierno” de Mariano Rajoy. El ministro español ha presentado a Videgaray, en un desayuno informativo, como “un político inteligente” y “el futuro de México”. Consultado sobre si será el próximo candidato presidencial del PRI, el partido que gobierna el país norteamericano, Videgaray ha contestado: “No. Un no claro y simple. No, no y no”.

Videgaray tiene previsto reunirse con el rey Felipe VI y Mariano Rajoy; además, mantendrá encuentros con empresarios españoles; el ministro de Economía, Luis de Guindos; y la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan. También visitará la sede del Ayuntamiento de Madrid para recibir las llaves del inmueble que albergará la Casa de México en España.