Arrojan un cuerpo desde una avioneta en Sinaloa

Arrojan un cuerpo desde una avioneta en Sinaloa

Una nueva y macabra forma de exhibir narcomúsculo aterrizó en México este Miércoles Santo. Tres cuerpos habrían sido arrojados esta mañana desde una avioneta en Eldorado. Una localidad del Estado de Sinaloa (noroeste de México) ubicada a 54 kilómetros de la capital, Culiacán.

Uno de los cadáveres cayó sobre el techo de un hospital del Seguro Social (IMSS) de Eldorado, confirmaron la policía municipal al periódico Milenio y los asustados pacientes que a las siete de la mañana esperaba para ser atendidos.

Los testimonios recogidos aseguran que una avioneta que volaba a baja altura lanzó tres cuerpos sobre la población, pero dos de ellos fueron recuperados posteriormente por civiles armados, según informaron los habitantes citados por la prensa local. Las autoridades, sin embargo, dicen que no hay evidencias de ello. El tercer cuerpo que quedó destrozado y ensangrentado sería el que habría caído sobre la azotea el del hospital.

Según el vicefiscal de Sinaloa, el cuerpo que quedó sobre el centro de salud, vestía una sudadera color rojo y se examina si tiene tatuajes o marcas que permitan su identificación.

La zona se encuentra resguardada por agentes de la policía militar, mientras que personal forense lleva a cabo las diligencias correspondientes.

Sinaloa sufre desde la extradición de El Chapo Guzmán a Estados Unidos, en enero de 2017, un repunte de la violencia que ha dejado más de 500 muertos debido a la pugna en el interior del cartel de Sinaloa.

La zona donde cayeron los cuerpos está controlada por Dámaso López -uno de los líderes del cartel de Sinaloa y antiguo socio de Guzmán Loera- y los hijos de El Chapo. Ambas escisiones del cartel se disputan esta plaza fundamental para el trasiego de la droga hacia el vecino del norte.

El lanzamiento de cuerpos desde el aire supone un giro violento que eclipsa el envío de ‘narcomensajes’, las decapitaciones, el asesinato de familiares o el abandono de cuerpos desmembrados. La nueva modalidad no es solo matar sino que se vea.

La disputa entre las dos facciones del cartel ha provocado que en los dos primeros meses del año, el número de homicidios aumentaran un 30% respecto al mismo periodo del año anterior.