Editorial Diciembre 2016

Editorial Diciembre 2016

Muchas Felicidades a Karen Bustamante y José López Lena Hernández y a sus familias, por su enlace matrimonial¡que vivan los Novios, muchas bendiciones!

Muchas Felicidades a Isabel Paras Morales e Iván San Juan Trujillo, así como a sus familias por su enlace matrimonial, que todos los días sean lunas de miel.

Finalmente llegó a su fin un año y un sexenio de gobierno más en Oaxaca. Ambos, han sacudido al país y en especial a Oaxaca. La esperanza de los oaxaqueños está a la baja por los escándalos de corrupción, saqueo sin medida, abusos de poder y el crecimiento de la inseguridad. No es un buen escenario para el nuevo gobierno que ha iniciado.

Las buenas intenciones o la voluntad política para hacer el trabajo que le corresponde a cada miembro del nuevo gabinete es prioridad en aras de cambiar la situación en la que se encuentra el estado. Pero sin duda, el mayor trabajo nos toca a todos los oaxaqueños; no podemos ser pasivos durante otros seis años sin involucrarnos en los temas que nos afectan a todos.

Seis años no representan sólo un sexenio más o un partido en el poder, representan miles de oportunidades para cambiar nuestro entorno. Debemos dejar de tener una mentalidad pesimista que nos conduce a no actuar de la manera correcta realizando acciones ciudadanas que nos beneficiarán a mediano y largo plazo. Tenemos que comenzar a poner el ejemplo con trabajo cotidiano.

Los mexicanos debemos pensar globalmente; lo que sucede en el mundo nos afecta en todos los ámbitos. Hay muchos temas importantes y entre ellos, está el tema de nuestros compatriotas migrantes, el incremento de la inseguridad, la devaluación del peso mexicano, etcétera. La apuesta por el consumo local y el apoyo a la producción en México debe ser la vía de desarrollo del país.

Siendo el país inmensamente rico en una gran diversidad natural con litorales y microclimas que permiten la siembra de muchos productos, muchos en los que éramos el principal exportador, qué ha pasado con el campo mexicano. Por falta de interés de los gobiernos hemos acabo importando la mayoría de los alimentos.

Si no se le da la importancia necesaria al campo, se avecina un escenario desolador. Ejemplo de ello, es la lucha que se ha dado para defender el Maíz nativo de México, el cual representa nuestra mayor riqueza y representa apoyar la soberanía alimentaria, a través de la producción local.

Las fiestas decembrinas son el pretexto perfecto para consumir, obsequiar y apoyar a todos los emprendedores mexicanos. Comencemos con esta acción.

¡Feliz Navidad y Próspero Año nuevo 2017!