Detrás de la Noticia Mano negra en la amenaza de sabotaje a Alejandro Murat

Detrás de la Noticia Mano negra en la amenaza de sabotaje a Alejandro Murat

Detrás de la Noticia

Mano negra en amenaza de sabotaje a Alejandro Murat

Alfredo Martínez Aguilar

Como era de esperarse, de manera lógica y natural, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmó en pleno el triunfo del gobernador electo Alejandro Ismael Murat Hinojosa.   Garante de la constitucionalidad no podía ser otra la resolución del máximo tribunal del país, a fin de salvaguardar los derechos humanos fundamentales de Murat Hinojosa como ciudadano.   Hábil y perversamente el ex vocero de la campaña del ex candidato a la gobernación por la coalición PAN-PRD, Jaime Bolaños Cacho Guzmán, pretendió generar una gran confusión. Se trató de una fallida estrategia que buscó el linchamiento mediático del candidato del PRI a gobernador, desalentar el voto mayoritario a su favor y litigar en los medios su inconformidad. Sin embargo, en realidad, se trataba de una tormenta política en un vaso con agua, cuyas ondas no tuvieron el efecto multiplicador anhelado en los diversos medios de comunicación masiva. A tiempo, no a toro pasado, afirmamos que la categoría política de ciudadano garantizaba a Alejandro Ismael Murat Hinojosa votar y ser votar y, por tanto, ser candidato a gobernador. Ese derecho humano fundamental se refuerza con el hecho de contar con el ius sanguinis o derecho de sangre al ser hijo de padre oaxaqueño, en este caso hijo de José Murat Casab. Por unanimidad de 11 votos los ministros del Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) confirmaron que Alejandro Murat Hinojosa es nativo del estado de Oaxaca y dejaron firme su derecho a ser elegido gobernador de Oaxaca para el periodo 2016-2022. A la luz de esta resolución, de cuyo sentido estaban enterados los adversarios y enemigos políticos de José y Alejandro Murat, resulta entendible que hayan manipulado a la Sección XXII de la CNTE para amenazar con sabotear la toma de posesión del gobernador electo. Conociendo la perversidad de los políticos oaxaqueños, el tiempo nuevamente nos da la razón, en el sentido que hay mano negra en la amenaza magisterial de impedir la toma de posesión. En nuestra entrega del pasado domingo 14 de agosto escribimos: Obligado es preguntar, a quién sirven en el PRI, PAN, PRD o Morena, los dirigentes de la Sección XXII de la CNTE al acordar en asamblea estatal sabotear la toma de posesión del nuevo gobernador oaxaqueño. Observamos que de ninguna manera es un acuerdo fortuito, sacado de la manga por azares del destino o generación espontánea. ¡No! Por el contrario, obedece a un plan debida y previamente preconcebido y fielmente acatado. No hay que olvidar que el grupo de choque magisterial “Los Pozoleros”, dirigido por el recientemente liberado Othón Nazariega Segura, ha estado al servicio del ex gobernador Ulises Ruiz Ortiz. Y que este grupo de golpeadores recibió ese nombre, porque se reunían en una pozolería en la ciudad de México, para coordinar acciones y recibir consignas del senador Eviel Pérez Magaña, hoy subsecretario de Sedesol. No hay que olvidar que la Sección XXII de la CNTE y Manuel Andrés López Obrador llevaron al poder al gobernador Gabino Cué Monteagudo, cuando eran aliados, a través de la coalición PAN-PRD-PT-Convergencia. Estos antecedentes confirman que en política no hay simples casualidades, sino causalidades, y que es innegable que en el acuerdo de sabotear la toma de posesión del gobernador Alejandro Murat hay mano negra. Por otro lado, para nadie es desconocido que grupos y corrientes de la Sección XXII de la CNTE han estado al servicio de Jorge Enrique Castillo Díaz y, por tanto, del ex gobernador Diódoro Carrasco y el gobernador Gabino Cué. No podemos dejar de mencionar en este escenario político al todavía senador del Partido de la Revolución Democrática Ángel Benjamín Robles Montoya, quien con Manuel Camacho y Javier Corral construyó la coalición que llevó a Gabino Cué al poder. De tal manera que, no es nada descabellado concluir que, seguramente detrás del acuerdo de la CNTE de impedir la toma de posesión del gobernador Alejandro Murat hay mano negra de algunos de estos personajes o de varios. Desafortunadamente para todos ellos, el máximo tribunal constitucional desechó la contradicción de tesis presentada por Jaime Bolaños Cacho Guzmán, vocero del excandidato a gobernador del PRD-PAN, José Antonio Estefan Garfias, en contra de la sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). El representante del PRI ante el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPCO), Ángel Alejo Torres, refirió que el máximo tribunal del país tomó esa determinación este lunes y con ello, despeja toda duda y cuestionamiento de la elegibilidad de Murat Hinojosa al cargo de gobernador del Estado. De acuerdo a Alejo Torres, la Suprema Corte de Justicia Nación declaró infundada la demanda de Bolaños Cacho Guzmán, y con ello, no existe ningún obstáculo para que los Tribunales Electorales declaren gobernador electo y constitucional a Murat Hinojosa. La Coalición “Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca (CREO)”, integrada por el PAN-PRD, que postuló a Estefan Garfias como su candidato a la gubernatura, recurrió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a solicitar emitir criterios para elegir candidatos a gobernador de los estados del país. El vocero general de esa amalgama electoral y diputado local del Partido de la Revolución Democrática, Jaime Bolaños Cacho Guzmán, argumentó que la SCJN debe definir si Murat Hinojosa podía ser candidato a la gubernatura de Oaxaca. “Con ello, se sentaría un precedente importante en la jurisprudencia a nivel nacional y, en este sentido, el máximo tribunal en México tiene que resolver en consecuencia y no debe abstraerse, pues implicaría un riesgo en materia legal y jurídica”, argumentó Bolaños Cacho Guzmán el pasado mes de mayo. “Si la SCJN se pronuncia en el sentido que no se requiere haber nacido en una determinada entidad y que tampoco es necesario que tenga una residencia de 5 años en la misma, entonces implicaría que en cualquier estado todo ciudadano por derecho de sangre podría ser candidato a gobernarlo”, agregó ese día. Sin embargo, este lunes, por unanimidad de votos de los ministros del Pleno de la SCJN, se desechó la contradicción de tesis presentada por Bolaños Cacho Guzmán y deja firme que Murat Hinojosa es nativo del estado de Oaxaca y ratifica su derecho a ser elegido gobernador de Oaxaca.   alfredo_daguilar@hotmail.com director@revista-mujeres.com @efektoaguila