Oaxaca: Bastón de mando cambia de manos, 63 municipios estrenan concejales

Oaxaca: Bastón de mando cambia de manos, 63 municipios estrenan concejales

Sesenta y tres municipios de la entidad relevan este 1 de enero a sus concejales electos en asambleas comunitarias, de acuerdo con el sistema indígena de Usos y Costumbres. El cambio de las autoridades ocurre en las regiones Mixteca, Sierra Norte, Valles Centrales y zona Mixe.

En los 418 de los 570 municipios del estado, que practican este sistema, el nombramiento de presidentes, síndicos y regidores, así como de secretarios y tesoreros es asignado por la comunidad reunida en asamblea; el cargo administrativo es considerado un servicio que no conlleva remuneración.
El relevo del Cabildo va acompañado por una ceremonia religiosa y, otra de orden administrativo donde se entrega el bastón (vara) de mando, en un ritual de acuerdo con la tradición indígena, independiente  de las disposiciones legales que hay al respecto.
La  ceremonia tradicional de bendición y entrega de bastón de mando, está encabezada por el presidente municipal en funciones y autoridades tradicionales o concejo de ancianos”, explica el secretario de Asuntos Indígenas, Adelfo Regino Montes.
El bastón es un símbolo de respeto a la aceptación del cargo, pero no es un bastón de mando, –en el sentido estricto– porque nadie manda; la que manda es la asamblea comunitaria”, refiere.
Explica que quien recibe el bastón tiene que sostenerlo con firmeza y respeto, pues se trata de un objeto de culto.
SIMBOLO SAGRADO
Los antecedentes de la vara de mando, según los registros de los pueblos mixtecos, Ñuu Savi, representan el buen gobierno de los pueblos”, expone en su amplia bibliografía la doctora Carmen Cordero Avendaño, experta en el derecho consuetudinario.
El bastón o vara de mando es un símbolo, sintetiza una variedad de conceptos relacionados con las formas de gobierno; es un mandato de gobierno en sí mismo”.
Cordero Avendaño refiere que existen referencias en el códice Vindobonensissobre la genealogía de pueblos mixtecos, desde el siglo X hasta el XIV, que hacen referencia a los principios y esfuerzos dirigidos hacia el bien de la comunidad, “tal símbolo es la vara del mando” .
De ahí que la entrega del bastón es motivo de festividad y ceremonia por el recibimiento de las nuevas autoridades nombradas por usos y costumbres en la región Mixteca, pero también en el resto de los pueblos indígenas de Oaxaca.
RELEVO DE AUTORIDADES Y EL RITO DE LA ENTREGA DEL BASTÓN
Héctor Lorenzo Estrada, nuevo presidente municipal nombrado por la asamblea de San Bartolomé Zoogocho, en la Sierra Norte, resume que el cargo que tendrá a partir de esta fecha, “es un servicio importante en su vida como parte de esta comunidad indígena; un honor, no sólo para él, sino para su familia”.
Entrevistado por Excélsior, Lorenzo Estrada expone que este uno de enero, después de la toma de protesta y recibir el bastón del mando, alrededor de las 03:00 de la mañana, el nuevo Cabildo participará en una procesión rumbo al templo, donde le pedirán al Santo Patrón que les permita cumplir a cabalidad este compromiso, pero sobretodo “ser justos, y apegarse a la transparencia de la rendición de cuentas durante el año de gestión”.
Además de vigilar que haya armonía, tranquilidad, respeto y orden”.
Una semana después, agrega, coincidiendo con luna creciente, la comunidad en asamblea será testigo de la entrega-recepción de la administración saliente y entrante.
Y, con la luna nueva, se pedirá por el bienestar de cada ciudadano, para que tengan salud y alimentos, y la autoridad municipal, iluminación y  sabiduría.
El ritual conlleva una relación del hombre con la naturaleza y el cargo comunitario, no queda solamente en el nombramiento, “sino es un conjunto de elementos que permite la estabilidad del pueblo”, refiere el también abogado y comisionado de la Defensoría de los Derechos del Pueblo de Oaxaca.
SERVIR, OBEDECIENDO
Las nuevas autoridades, como ocurre en la mayoría de los cabildos electos  por la asamblea, no recibirá ninguna remuneración, deberá de dedicarse de tiempo completo a su cargo para velar por el bien del pueblo.
“Todos los integrantes del cabildo tienen la responsabilidad de servir al pueblo y no servirse de él”, subraya el secretario de Asuntos Indígenas del estado.
Algunos de los 63 municipios renovados son San Juan del Estado, San Andrés Yaá, San Juan Juquila Vijanos, San Juan Yaeé, Pedro Yaganiza, Santo Domingo Roayaga, San Bartolomé Zoogocho, San Miguel Quetzaltepec, Santiago Lalopa, Santiago Laxopa, Santo Domingo Roayaga, San Andrés Solaga, San Baltazar Yatzachi El Bajo, Tanetze de Zaragoza, Santo Domingo Albarradas.
Los procesos de elección fueron validados previamente por el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana de Oaxaca (IEEPO), conforme a las asambleas comunitarias para renovar concejales por el periodo de uno, dos, tres,  y un año y medio.
De ahí, que cada año haya cambio de autoridades, electas en asambleas, dentro del territorio estatal.
EQUIDAD DE GÉNERO, PUNTO ENDEBLE DE ASAMBLEAS
El presidente del Consejo General del IEEPCO, Gustavo Meixueiro Nájerasubraya que en este año, se han alcanzado avances sustanciales en la paridad de género porque se ha incrementado el número de municipios con mujeres en el Cabildo.
Aunque el órgano electoral no validó la elección en Santo Domingo Xagacía porque no se permitió a las mujeres ejercer su derecho de votar y ser votadas.
Durante la sesión, el órgano electoral hizo un llamado a las autoridades municipales a incorporar a las mujeres en el Cabildo en la siguientes elecciones, a fin de alcanzar la paridad de género.
Sin embargo, consta en actas de asamblea, que en la mayoría de  los municipios que este uno de enero se renovarán, fueron ellas quienes se negaron a participar, a pesar del exhorto de las autoridades estatales.