Tiene SSO sólo 16 medicamentos de los 134 que receta

Tiene SSO sólo 16 medicamentos de los 134 que receta

Al anunciar un paro estatal a partir de la próxima semana una vez que se instale la asamblea estatal que inicia el próximo 4 de mayo, el secretario general de la Sección 35 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSS), Mario Félix Pacheco, criticó que los Servicios de Salud en Oaxaca hayan tocado fondo, ya que de 134 claves de medicamentos solo se les han surtido 16, sumado a la falta de pago del Seguro Popular. Ante este escenario exigió una mesa de trabajo con las autoridades estatales y federales para analizar la problemática.
El líder sindical reprochó el recorte presupuestal que sufrieron los Servicios de Salud por parre de la federación, sumado a los incumplimientos del gobierno estatal por casi 100 millones de pesos lo que repercutirá en la edificación de por lo menos 600 obras entre grandes y pequeñas.
Señaló que como parte del incumplimiento de pago por parte del Seguro Popular a la Secretaría de Salud del estado, las clínicas y hospitales de este sector se estarían viendo en la necesidad de volver a cobrar cuotas de recuperación, ya que en la actualidad no cuentan siquiera con papelería, aclarando que los pacientes son afiliados al Seguro Popular, no a los Servicios de Salud.
Félix Pacheco, a nombre de la base trabajadora, demandó la instalación de una mesa de trabajo con representantes del gobierno federal, así como una plática con el gobernador de Oaxaca.
“En todas las unidades médicas carecemos de medicamentos, instrumental, médicos especialistas y enfermeras, ambos gobiernos se desentienden de sus obligaciones y hacen que los trabajadores se confronten con los usuarios del servicio, pero además, con estas acciones, sólo se fomentan condiciones a favor de la privatización de los servicios de salud”, enfatizó el dirigente de la Sección 35 del SNTSS.
Reveló que ante el recorte presupuestal que realiza el Ejecutivo federal, en Oaxaca se dejarán de construir 600 obras en materia de salud pública, en tanto que las autoridades estatales y federales nada hacen por investigar y sancionar al ex titular del Seguro Popular en la entidad, Salvador Monroy, a quien responsabilizó de la crisis que padecen los Servicios de Salud.
Al referirse al actual titular del Seguro Popular en Oaxaca, Rogelio Hernández Cazares, dijo que no es lo mismo dirigir el Monte de Piedad que un área de los Servicios de Salud.
“El señor Rogelio debe entender que la salud de los oaxaqueños no es un objeto de empeño, tiene que empaparse del tema y enfrentar la realidad con carácter, que haga recortes en su casa o que se regrese al Monte de Piedad, pero aquí debe aplicarse”, concluyó.

OMISIÓN DE TENORIO
Por otra parte, el dirigente sindical denunció la omisión e irresponsabilidad del titular de los Servicios de Salud de Oaxaca, Germán Tenorio Vasconcelos.
“El secretario de Salud no ha tenido la atención de resolver este problema y en vez de avanzar estamos retrocediendo”, expresó al señalar que hace falta medicamentos, material, equipo, personal.
Detalló que les hace falta material, equipo, medicinas, insumos, “no pedimos salario, ni bonos, ni prestaciones, exigimos lo necesario para poder trabajar, para prestar servicios de calidad pues es lo que demanda la sociedad”.
Agregó que los aparatos para toma de muestras están dañados, por ejemplo, los espejos vaginales para las tomas de papanicolau están chuecos, les quieren retirar el servicio de limpieza en las instituciones hospitalarias, esto provocaría serios problemas para la salud, pues se podrían propagar las bacterias.
Destacó que el sector salud es el único que ha estado fortaleciendo a este gobierno, se ha tratado de cumplir, pero en últimas fechas ya no ha sido así, por lo cual, solicitaron una reunión con el gobernador.

EL CIVIL, SIN MEDICINAS
En tanto, familiares de pacientes hospitalizados en el “Dr. Aurelio Valdivieso”, aseguraron que hay desabasto de medicamentos en esa unidad hospitalaria, por lo que ellos tienen que comprarlos en las farmacias.
“Mi esposo tienen una semana hospitalizado y las enfermeras me dan un papelito para comprar antibióticos; en tres dosis he gastado 2 mil 100 pesos”, dijo la señora Eugenia.
Por su parte Joel precisó que tiene en cama a un sobrino a causa de un accidente. “Mi hermano, quien tiene Seguro Popular, ha comprado medicamentos; no sé cuánto, pero ha tenido que gastar porque en este hospital no hay medicinas”, dijo.
Los entrevistados indicaron que este problema perjudica, sobre todo, a las personas de escasos recursos que vienen de las comunidades a tratarse.
“No es posible que se juegue con la salud de las personas, pues mientras uno acude confiado al hospital en busca de atención y medicamentos, que te digan de repente que no tienen medicinas, pues tendrás que comprarlas. Eso es algo difícil para nosotros; tú puedes venir confiado de que tu familiar será atendido bien y no vas a gastar, pues se supone que estamos afiliados al Seguro Popular”, dijo por su lado doña Eugenia.
“Tenemos a mi hijo internado en el hospital pues llegó con mucho dolor por lo cual al intentar ingresar no lo querían recibir pues comentaban que primero debía ser visto por el médico de la clínica que nos corresponde, pero esa clínica se encuentra cerrada por lo que venimos aquí”, indicó.
A las afueras del nosocomio cientos de personas esperan noticias de sus familiares quienes a pesar de la lluvia, el frío o el calor, se mantienen en pie en espera de información positiva de su paciente, pero señalan que no siempre los tratos que reciben son los adecuados.